miércoles, 4 de junio de 2008

Sueño 03/06/08 El tatuaje


En el sueño aparezco haciéndome un tatuaje con la aguja de un compás y manchando la punta en trocitos de grafito de un lápiz. Con paciencia me clavaba una y otra vez la aguja en el brazo mientras iba dibujando la imagen de la serpiente.
Cuando se supone que terminé solamente se veía mi bíceps derecho rojo, no se apreciaba ningún dibujo (el tatuaje me lo hice con la mano izquierda, y soy diestro)... Al cabo del rato, la gente me empezó a decir que dibujo mas chulo, ya que estaba apareciendo poco a poco. El resultado final fue impresionante, todo sombreado a la perfección y gran nivel de realismo. No creía ni que lo hubiese hecho yo.
Fin de sueño.

(la imagen es el esquema burdo de lo que estaba dibujado en mi brazo).

4 comentarios:

Sofía Berkana dijo...

En el instituto no llevabas tatuaje 8-)Te sentabas en la fila de al lado, a mi izquierda, una mesa más adelante XD

Irie Olvia dijo...

Sinceramente, el tatuaje, aunque esté hecho por los del studio de miami ink, no me gusta, eso de las serpientes, arggg.
besos varios

Astrolabio dijo...

Nota de Wikipedia

"Templo de kukulcán"

Al atardecer del día de equinoccio de primavera y otoño, se observa en la escalera norte del Castillo de Chichén Itzá, una proyección solar serpentina, consistente en siete triángulos de luz, invertidos, como resultado de la sombra que proyectan las nueve plataformas de ese edificio, al ponerse el sol. En Chichén Itzá el fenómeno se ve en todo su esplendor y la imagen de la serpiente de triángulos de luz y sombra desciende poco a poco por la alfarda noroeste del Templo de Kukulcán, hasta alcanzar la cabeza de la Serpiente Emplumada que se encuentra en la base de la escalinata."

Astrolabio dijo...

(Resulta curioso que el hinduismo hable del "despertar de la serpiente y los 7 chakras energéticos y la famosa pirámide de Kukulkán, llamada también "el Castillo" también figure sobre serpientes, energía y 7 triángulos de luz.

Besos
Astrolabio


Kundalini
De Wikipedia, la enciclopedia libre

En el marco del hinduismo, la kundalinī es una energía invisible e inmedible representada por una serpiente (o a veces como un dragón), que duerme enroscada en el mūlādhāra —el primero de los chakras (los siete círculos energéticos), ubicado en la zona del perineo—.

Varias doctrinas utilizan este concepto de la kundalinī: el yoga, el tantra, el budismo, el taoísmo, el sijismo y el gnosticismo.