domingo, 3 de septiembre de 2017

Sueño 03/09/2017 "La piscina helada"

Estaba con un grupo de amigos en la montaña. Allí había un enorme lago con agua helada, lo que podría haber sido un antiguo glaciar. Entre bromas y ganas de aventura nos pusimos unos trajres de neopreno  y comenzamos a nadar en ese agua. 

Eran aguas profundas y oscuras, no se veía el fondo. Mientras dábamos vueltas, una antigua compañera de carrera M. buceó un poco y agarró algo que estaba bajo la superficie. Cuanto más se acercaba con lo que había agarrado más se veía que era algo blanquecino; hasta que se definió que era el cadaver de una mujer. 

Salimos del agua a avisar a la policía. Pero yo, en vez de salir por la orilla, subí por un acantilado. Estaba mirando el lago como a una altura de 50m. Allí encontré a una chica morena en cunclillas mirando de forma traviesa el lago, sin inmutarse. Me dio mucha impresión esa altura y mientras buscaba un asidero caí sin poder agarrarme a nada. Mientras caía mi única preocupación era no caer cerca del acantilado para no golpearme con las rocas... en cuanto toqué el agua todo se volvió negro y desperté. 

Sueño 01/09/2017 "Discusión con mi hermana"

No he escrito en mucho tiempo porque haya dejado esto, sino porque no he soñado. Quizás por una situación de intranquilidad interna. Pero ahora, de repente, he comenzado a soñar todas las noches. 

Hace una semana soñé que tenía reunión en mi casa el pueblo con mis futuros compañeros de trabajo. Había un ambiente de tranquilidad y confianza mutuo. Era de noche y mi casa estaba abarrotada de invitados. De este sueño no recuerdo demasiado, pero quería dejar sólo un poco de constancia.

Ahora si, el sueño del día 1. 

Estaba con mi familia en el pueblo, en una de las calles cercanas a la iglesia de Sta. María, las Nieves. Estábamos todos en una casa preparando un evento con basante magnitud. Estando allí me ofrecía para hacer algo o ayudar, pero me comentaba mi familia que lo mejor que podía hacer era ir a la iglesia y esperar allí sentado, ya que estábamos demasiados en la casa y así casi estorbaba más. 

Estuve sentado en la iglesia varias horas con alguien más, cuando, de repente, entró mi hermana en la iglesia y comenzó a reñir por no haber vuelto a la casa a ayudar con los preparativos finales. Yo contestaba que estaba esperando allí por no estorbar, pero la discusión empezó a escalar en intensidad.

Yo, con lágrimas en los ojos de rabia, no podía alzar más la voz y casi no me salía. No era capaz de explicar o expresar que estaba esperando a que me pidiesen ayuda.

jueves, 7 de julio de 2016

Sueño 07/07/2016 "Con T. y espíritu de R."

Soñaba con mi prima lejana T. Era un futuro próximo y hablaba con ella del futuro también. El lugar estaba lleno de agua y rocas y había algunas cuevas en los acantilados, pero el ambiente natural tenía algunas construcciones y canales bien integrados en el paisaje. 

Le comentaba que quería aprender a practicar reiki y yoga, y ella me contaba sus planes. Mencionó una palabra que yo desconocía, preguntaba qué significaba y me contestaba que cómo no podía saberlo, si era básica en las disciplinas orientales... precisamente por eso quería aprender. 

Después aparecía en un despacho, era cuadrado, pequeño, con una ventana por la que entraba luz al fondo, un armario a la derecha y una mesa de oficina a la izquierda. También había algunas plantas en la sala. En la mesa de la izquierda estaba T. vestida con uniforme muy formal y bastante mayor, daba la impresión de que estaba trabajando. En la silla de la derecha estaba sentado su difunto padre, con una sonrisa, el pelo y la barba arreglados y relucientes, una camisa blanca y una pose relajada. 

Cuando entré, el hombre me miró por pocos segundos y continuó mirando a su hija. Entonces pregunté a ella si no le veia, y me comentó que no. Después de eso le dije que su padre estaba siempre con ella, vigilándola y cuidándola, que la quería mucho y le embelesaba. 

Fin de sueño.


jueves, 26 de mayo de 2016

Sueño 26/05/2016 "Examen y fiesta"

   Estaba con L. y habíamos aparcado en una zona de campo para ir a ver no se el qué. Cada uno llevaba su coche y fue por su lado. Yo comencé a agobiarme porque tenía que estudiar así que volví al coche y aparqué en otro lugar, una especie de pueblo muy antiguo con niños sentados en balcones y comiendo tranquilamente. 

   Ese lugar se convirtió en un evento masivo en una gran ciudad, con coches de lujo, y algo así como galardones que se daban a las distintas universidades. Era todo muy oscuro, pasadizos subterráneos altos, húmedos y antiguos. La gente iba muy arreglada, como de gala, excepto yo, aunque casualmente los colores de mi ropa concordaban con los de "mi grupo". 

   Cuando quise salir de aquél lugar había una gran pendiente y tenía que arrastrarme, a pesar de que sabía que era todo llano mi equilibrio y percepción me estaba pasando una mala jugada. Por fin conseguí salir de los túneles y fui a por mi coche, pero ya no estaba en el sitio, y me dijeron que tenía que hablar con el policía permanente para recuperarlo.

viernes, 20 de mayo de 2016

Sueño 20/05/2016 "Operación y liebres"

En la primera parte del sueño me realizaban la intervención en la rodilla. Cuando despertaba no sentía dolor alguno, pero sabía que era por el efecto de los calmantes. Los médicos me recomendaron que me apoyase en un andador para caminar, ya que la rodilla aún no estaba estable. Por otro lado evitaba constantemente mirarme las heridas, pero cuando lo hice tenia dos cortes profundísimos desde la base de la rodilla hasta el medio muslo, justamente en el lateral. 

En la segunda parte me colaba en una casa de campo en la que había liebres. Estuve mucho tiempo allí y cuando escuché que alguien entraba en la casa, salí corriendo y el anciano que vivía allí me vio, pero apenas dijo nada. Justo cuando salí de la casa recordé que había olvidado mi mochila dentro, así que tuve que volver a entrar. La situación fue diferente, ya que estaba toda la familia del hombre. Me miraban todos con calma mientras estaban relajadamente sentados en sillas de madera. Recogí mi mochila y cuando iba a salir un cachorro de león saltó sobre mí y se me quedó colgado y lamiendo mi cara.

martes, 17 de mayo de 2016

Sueño 14/05/2016 "Muerte en ascensor"

Iba a un festival con mis amigos de toda la vida. Habíamos quedado en que cada uno cocinaba un plato para llevar y yo hice una ensalada de patata, estaba buenísima, pero se me ocurrió darle una vuelta en la sartén y automáticamente se puso negra y se encogió hasta que se convirtió en algo irreconocible. 

Para compensar lo de la comida fui a casa de mis tíos, porque allí podría cocinar con mi prima y llevar algo. Como mis amigos habían terminado de cocinar decidieron irse antes, así que me quedé con mis tíos y la abuela de mi prima en la casa. Salí más tarde y tenía ganas tremendas de hacer pis, busqué por todo el piso y sólo había uno en un supermercado pero había que pagar, así que indignando me fui de allí y monté en el ascensor. 

Cuando se estaban cerrando las puertas del ascensor vinieron muchísimos trabajadores del supermercado, que realmente eran antiguos compañeros míos de trabajo, y comenzaron a saltar dentro del ascensor como si estuviesen locos. El ascensor se comenzó a abollar y se desplomó, murimos todos, pero nadie se enteró de lo que pasó. 

Me desperté en una calle andando con gente muy mayor y con amputaciones. Éstas personas se apoyaban en mí para andar, y resultaban ser mis compañeros de trabajo, aunque yo estaba perfecto y joven. Llegó mi prima al sitio en el que estaba y fue la única que reconoció y sintió que yo había muerto y había resucitado.

jueves, 28 de abril de 2016

Sueño 28/04/2016 "paracaidas y cascada"

En el sueño aparecía mi padre varias veces, siempre me hablaba y me guiaba acerca de lo que tenía que hacer o no. 

Primeramente él se tiraba en paracaidas por un pueblo o ciudad en ruinas. Había muchos colores y muchos paracaidistas. Yo al principio no me atrevía a tirarme, pero al ver cómo lo hacían al final lo hice. Después mi padre me aconsejó que fuese a ver un pueblo.

Llegué en coche a una zona campestre, después tuve que continuar por un camino de tierra a pie y, en medio del camino, encontré un rio con una fuerte corriente pero sin demasiada profundidad. Al otro lado del camino había una cascada en la que no se veía el fondo. Atravesando el río y siguiendo la dirección de la carretera había una fina cuerda de un lado a otro. No me atrevía a pasar, pero al final, con mucho esfuerzo y mucho dolor de rodilla atravesé el río y llegué a una bajada pedregosa que llegaba a un lago, estanque o pantano. También había una gruta con piedras preciosas o algo así.

Después de lo del río volví con mi padre y le comenté que había ido donde me dijo, y me preguntó que cómo hice con lo del río. Simplemente le contesté que fue porque le eché un par.

miércoles, 13 de abril de 2016

Sueño 13/04/2016 "Gatito Negro"

No recuerdo demasiado del sueño, pero sí lo que creo que es más representativo. 

Iba con varios amigos a una casa grande de un pueblo con varios pisos. Allí iba a haber una especie de batalla ficticia contra otro grupo de gente, entre los que estaba V. Mientras nos desplazábamos en coche por un túnel largo y muy curvo el grupo rival iba a caballo. 

Después del desplazamiento al pueblo nos metimos en la casa en la que dormiríamos. Era grande, de varios pisos. Y en el sótano se escuchaban ruidos. Bajé yo solo y vi algo negro y pequeño que se movía cerca de los rodapiés a bastante velocidad. Afiné la vista y resultaba ser un gatito muy pequeño pero aparentemente desarrollado para defenderse ya que era muy rápido. 

Me intenté acercar al animal, pero ví que estaba huyendo. Le perseguía un zorro y otro animal más grande, no se si un perro o un gato más grande. Los espanté y fui al lugar donde se escondió el pequeño gato, que eran muebles y colchones apilados en un rincón. 

Cuando intenté cogerlo se mostraba muy agresivo y, a pesar de tener claras muestras de desnutrición, se defendía fuertemente cuando acercaba mis manos. Encontré unas mantas azules de algodón y enrollé al animal en ellas. Al inicio se resisitó, pero le acariciaba y tras tres intentos de escaparse se sometió. Pensé que tendría hambre y sed, en el sueño yo sabía que llevaba tres días sin llevarse nada a la boca, así que le di de comer y un biberón con leche. A partir de entonces el gato nunca se separó de mí. 


domingo, 13 de marzo de 2016

Sueño 13/03/2016 "Viaje a Suecia"

L. y yo decidimos emprender un viaje a Suecia ya que allí tenía una amiga y quería visitarla. Alquilamos un autobús y emprendimos la marcha. El primer problema surgió en la frontera con Suecia, nos pidieron la documentación y mi pasaporte estaba caducado, la mujer que nos atendió vio que éramos españoles y comenzó a hablarnos en nuestra lengua, nos dejó pasar sin problema, pero nos avisó que al salir tendríamos problemas y tendríamos que pagar una multa por lo del pasaporte. 

Seguimos nuestro viaje por unos parajes preciosos y carreteras secundarias hasta que llegamos a Estocolmo. Era un poco diferente a como la recordaba, pero aún así muy bonito todo, gente sentada en el suelo de las plazas, fuentes, edificios no demasiado altos pero imponentes con un toque centroeuropeo. Los grupos de jóvenes nos miraban con curiosidad por nuestra apariencia, pero no iba más allá. 

Escribí a mi amiga y no me contestaba, pero mientras tanto fuimos a cenar. Era un restaurante normal, con dos niveles, decoración sobria y luces amarillentas. Fui al baño, que estaba pasando una puerta y bajando una escalera. Cuando salí del baño, lo que antes era una escalera se había convertido en una rampa resbaladiza, simbolizaba el que no se podía volver hacia atrás en ese país, pero aún así subí con gran esfuerzo apoyándome en las paredes. En el sueño me llamó mucho la atención de que a pesar que no se podía volver hacia atrás, la puerta tenía pomo para poder abrirla y volver al punto donde estaba. Me volví a reunir con L. y nos fuimos del lugar.

Continué insistiendo en llamar a mi amiga, y cuando por fin me respondió me dijo que no podía quedar. Ahora no sabíamos qué hacer, no teníamos casa, no teníamos guía y no sabíamos qué hacer. Así que improvisamos. Nos quedaríamos a dormir en el bus y hablaríamos con toda la gente posible. 

Conocimos a una familia que estaba en la puerta de su casa, nos invitaron a entrar, nos dieron de comer y se manifestaron muy apaciblemente. Eran gente tranquila y en seguida hicimos buena relación.

Después de este episodio pensamos en volver por Bélgica y Alemania para visitar unas amigas, pero improvisamos de nuevo. Nos fuimos más al norte, volvieron a pedirnos el pasaporte, pero hablando con la persona de aduanas nos dejaron pasar sin multa gracias a que les caímos muy bien. 


Ahora hacíamos una ruta por un lugar muy al norte. Había nieve, había geiseres y una naturaleza exhuberante y bien cuidada, el cielo era de un color azul oscuro y blanco muy brillante y era de noche. La propia gente del lugar, o nosotros mismos, recogíamos la basura del suelo y contribuiamos a mantener aquello en perfecto estado. En una de las pausas nos sentamos con un grupo de gente joven, y la chica que había en este grupo nos preguntó sobre nuestra nacionalidad y el problema del pasaporte. Cuando escuché su acento le pregunté si era italiana y dijo que sí, así que cambiamos del inglés al italiano y todo fue mejor; nos aconsejó cómo podíamos irnos de allí sin problema y nos hicimos muy amigos. Ese grupo de gente permaneció en el lugar, y la chica dejó una libreta naranja en el suelo, L. quiso llevársela, pero le dije que la dejasemos allí, a pesar de que era nuestra, pero como la chica escribió datos de su trabajo allí no nos la quedamos. 

Continuamos nuestro viaje improvisando, y la verdad, no se dónde terminamos. Seguro que bien. 

Sueño 11/03/2016 "Puente de Alcántara"

Estaba con L. y una amiga suya, creo que G. El lugar era el puente de Alcántara, preciosa e imponente construcción romana, pero tenía una parte construida y más ruinosa en uno de sus lados. 

Ésta construcción estaba construida en el aire, y había unas escaleras de piedra que llevaban a un recinto cuadrado sin suelo pero con unas barras de madera que llevaban de un sitio a otro. L. y su amiga se dispusieron a cruzar las barras de madera, me invitaron a que fuese con ellas, pero a pesar de que su cara era de seguridad y despreocupación completa, yo sentía mucho vértigo y no me atreví a unirme a ellas.