viernes, 24 de octubre de 2008

El Antimiedo

Porque cuando todo va bien, ya que debería ir bien, ¿siempre tiene que aparecer algo?...
Con gran frecuencia un miedo intermitente, acosador, muchas veces insignificante y gran parte de ellas tonto. Ya sea en los mejores momentos, para oscurecerlos, o en los peores, para hacerlos aún mas negros estás ahí horrible ilusión fantasmagórica, te aprovechas de los que realmente tienen algo por lo que luchar, algo a lo que amar, algún objetivo... y, violentamente intentas interponerte entre ese objetivo y yo.

Pues desde ahora, te reto a un combate a muerte, será un combate en el que solo puede haber un resultado, sabrás de antemano que tu y solamente tu vas a ser vencido. Hasta que llegue ese momento, el tiempo que esté esperando para que llegues definitivamente y por última vez, solamente estarás retrasando tu destierro de este mundo, mi mundo, y estarás alimentando el fuego interior, que a veces me quema pero que nunca llega a prenderme. Desde ahora y para siempre.






P.D: La verdad es que esta entrada la tenía pensada hacer un par de horas antes, ahora la situación no es la misma, pero no me quedaré con las ganas.

3 comentarios:

Sofía Berkana dijo...

XD Ahí, ahí, que se note el espíritu guerrero :) Así te quiero ver en lo alto del monasterio , subido al tejado y asomándote por el borde XD
Para mí el miedo es esa horrible sensación de no merecer las cosas realmente buenas que me pueden pasar. Como tú. Pero bueno, todo es cuestión de hacer merecerlas.

PD: Me encanta la foto, aunque es peor que la original...

Astrolabio Libélula dijo...

Yo le tengo miedo a las cucarachas y a morir ahogado, pero no ahogado de mar, sino más vulgar, en mi propia saliva. Cuando viví en Nazaret había tantas cucaramácaras que me acostumbré a hablarles. En cuanto a morir ahogado... jejje no lo he vencido.

Adelante guerrero de la luz!

bendiciones

Astro.

P.d En la foto pareces Atila, es genial!

ppd. Sofía! así mismo! adelante con la happyness! lo merecemos!
ppd (se escribe así?, mi inglich es terrible! os extraño mogollón tíos!

lucia dijo...

Siempre que las cosas estén demasiado bien, tiene que aparecer algo.

es necesario, es en nombre del equilibrio.

y no es para destruir tu recién alcanzada y pequeña felicidad. es para ponerla a prueba.

y el miedo es lo primero que vas a sentir, porque despierta la primera amenaza, vos mismo.

no creo que el problema sea sentir el miedo, eso es inevitable.
el asunto es seguir caminando aunque nos tiemblen las piernas del pánico.

dejar que nos atraviese de punta a punta es la única manera de hacerle frente.