viernes, 29 de febrero de 2008

Sueño antiguo 2

Éste sueño, al igual que el anterior, es de hace 4 o 5 años y es muy sobrecogedor.

También era verano, y estaba en mi pueblo. Parece ser que era la hora de la siesta, porque hacia un calor extremo. Me disponía a ir a casa de un amigo a hacer deberes de matemáticas, pero.. antes de llegar pasé al lado de una de las iglesias de mi pueblo, y como hacía tanto calor me puse en la sombra que propocionaba ésta, y me puse a hacer ejercicios allí... pero, dentro de la iglesia escuché algo, y me decidí a entrar. Cuando entré pude descubrir que no había absolutamente nadie dentro, y que las estatuas me daban bastante mal royo, después de pasar un rato dentro de la iglesia y ver que el calor había amainado, me dispuse a irme, pero, cuando estoy a punto de salir, una cantidad bestial de personas, muchas monjas entre ellas, entraron como una estampida dentro de la iglesia, y me arrastraron de nuevo al interior. Como no me dejaban salir, vi la misa entera, pero alguien que había por allí me dejó una "game boy" y me entretuve con eso. Cuando terminó la misa me fui, pero ya era de noche, y me fui a mi casa. Cuando llegué a mi casa, abrí la puerta, y desde el piso de abajo vi que todas las luces estaban apagadas, y solo se notaba el resplandor de la pantalla de la televisión en el piso de arriba, ante esta situación, me dispuse a llamar a mi madre, y solamente contestó mi padre, que es el que se supone que estaba viendo la tele. Como no me gustaba el "ambiente" que había en mi casa me fui a casa de un amigo y cuando estaba esperando para que bajase de su casa, salió una vecina de en frente de su casa, una mujer mayor que reconocí, ya que en la realidad esa mujer era vecina de la casa a la que iba al principio del sueño, pero la casa no correspondía con aquella mujer, se me acercó y me dijo..."mira aquella luz del cielo"... y yo... "es una farola", y ella insistía que mirase, yo al final vi algo, una lucecita blanca que se movía, pero no le quise dar importancia. Acto seguido, aquella mujer, se convirtió en una especie de serpiente, pero con características de dragón, me cogió en volandas, y me tiró contra el suelo desde una gran altura y me descuartizó, después salia una visión de la mujer esa viendo mis trozos de cuerpo esparcidos por el suelo.
Fin de sueño.

1 comentario:

Libélula dijo...

Querido Mago, desde mi humilde experiencia como onironauta, y "compañero de camino" tuyo, te digo que tus sueños están llenos de una vida increíble y tengo la convicción, que una vez sepas controlarlos, podrás aprender mucho de ellos.

Lo primero que debes "saber" es que cada noche, al dormir, experimentamos "la muerte". Los sueños son como "laboratorios" en los que podemos experimentar nuestros deseos más ocultos puesto que en el mundo Astral las leyes comunes de la física y demás que nos afectan en el mudo físico, simplemente no existen.

Mi maestro de Gnosis nos enseñó un truco para recordar, durante un sueño, que estamos soñando. Uno de ellos es usar ( estando despiertos) un reloj digital y cada cierto tiempo mirar la hora, cerrar los ojos y mirarla de nuevo, se supone que si estás despierto no pasará nada con el reloj, pero en un sueño, los números se desdibujan de manera caprichosa. Otra técnica es la de intentar recordar en el sueño verte las manos, esta última conmigo ha funcionado en par de ocasiones. ( hay otras muchas, como simplemente saltar e intentar volar. ¡¡¡Es fascinante cuando lo haces conscientemente!!!!!

Esto debes practicarlo con regularidad, o sea, detenerte un minuto y hacerte consciente de que estás soñando o no. Por ejemplo, mientras lees estas lineas, mírate las manos, si las ves normal, estás depsierto jejeje ;). Así vas creando un hábito.

Una vez hagas un hábito de esto, podrás "recordarlo" mientras sueñas, y una vez seas consciente que "es solo un sueño", le preguntarás a los personajes que se te acercan ( con educación pero con firmeza), qué es lo que tienen que decirte, qué son realmente y más.

El sueño de las casas y persecuciones me fue muy común por muchos años, de esos sueños que impactan, luego descubrí, con la práctica, que simboliza nuestro propio interior, y que en realidad nuestros perseguidores somos nosotros mismos en un intento de reencontrarnos, de buscarnos a nosotros mismo, y le tememos porque a veces nos pasa que no nos reconocemos.

La mujer-serpiente-dragón.. es curioso, en todas las mitologías y religiones las serpientes son símbolos de iniciaciones, de respuestas. No sé si has leído El principito, pero hay una parte muy curiosa en que este le pregunta a la serpiente "¿por qué hablas en enigmas? y ella le contesta, "Porque yo tengo todas las respuestas". Me vino a le mente pues al final esta mujer-serpiente te destroza. El que nos "rompamos" significa mucho, quiere decir que estamos creciendo, haciéndonos flexibles, que hay cosas y lastres que debemos soltar, cargas que no nos corresponden, hábitos o personas de las que nos rodeamos y que sobran. Cuando leas "El Arte de Ensoñar" de Carlos Castaneda quizás veas algunas respuestas y junto con la guía de "El sueño lúcido" podrás lograr aún más, estoy seguro. En ts sueños, es evidente, encontrarás muchas señales, pero no sólo del tipo, "hay soñé con tal amiga y me la encontré luego en la calle", sino conocimientos mucho más profundos, como por ejemplo ¿ hacia dónde voy? ? Cuál es el siguiente paso que debo dar? ¿ es esto verdadero? ¿ cuál es mi don, cómo desarrollarlo? Y lo mejor, aprenderás a vivir la vida "despierto" como si fuera un sueño donde eres el Creador, tu propio Dios. Y eso, amigo, es tener Poder .

¡Experiméntalo!

Suerte y Bendiciones

Libélula