viernes, 9 de mayo de 2008

XV "El diablo"

Muchas veces... siento y lamento que mi felicidad dependa y se base en la infelicidad de otras personas..
Desde aquí, lo siento.



Hay muchas variables en este universo que no sabemos controlar.

Que lástima que muchas veces, para salir de un agujero, haya que apoyarse en la cabezas de los demás, y no siempre sea pedir una cuerda a los de arriba.

P.D.: que no se de nadie por aludido.

2 comentarios:

Sofía Berkana dijo...

Primero viene la Torre, arrastrando al rey de bastos en la caída. Después de las espadas "in crescendo", el niño triste, pero niño al fin y al cabo... Y luego todo se hace luz, para todos :)

Irie Olvia dijo...

Por desgracias, el humano es dependiente por naturaleza. En ocasiones hay que ser egoista para alcanzar tu propia felicidad, es lo que hay, pero siempre gusta encontrar personas como tú, que si rio, ries conmigo, que si lloro, me das un abrazo.
Bikos