jueves, 15 de enero de 2009

Sueño 15/01/09 "carrera"

Entre otras cosas soñaba que estaba en medio de una carrera de atletismo. Los competidores éramos unos 7 u 8 y había tanto chicos como chicas. No recuerdo exactamente el sitio, pero creo que era mi pueblo, aunque no lo reconocía como tal. Yo iba muy cansado, y me estaba rindiendo, pero al parecer solo quedaba, para llegar a la meta, bajar unas escaleras de metal. Cuando bajábamos por las escaleras, a la chica que iba delante de mi se le cayó el ipod del bolsillo y se estampó contra el suelo, que estaba a unos 8 o 9 metros, y en ese momento, unos hombres que estaban mirando la carrera se empezaron a reir y a decir que ese ipod era muy malo. Cuando bajamos de la escalera la chica no fue a recoger su ipod, pero yo fui a por él para dárselo, lo recogí y en la carrera ya estaba en última posición, por lo que hice un sprint y me puse alguna posición mas avanzada.
Cuando llegamos a la meta había mucha gente esperando, se adelanta un hombre y dice: - Elegid a una pareja, que esto es una carrera de relevos, yo iba agotado, pero no me pareció mala idea. Entonces un chico se acercó a mi y dijo que él me relevaría porque parecía que yo tenía buen físico para esto, y yo... vale. Los relevos siguieron la carrera, y los demás nos quedamos en la línea de meta hablando y tal. Al poco rato viene un hombre con traje, y sombrero de copa corriendo en dirección contraria, el cual era el relevo de la chica del ipod, y decía que ya estaba cansado. Y yo pensando, pues menos mal que se han puesto estos dos juntos...
Por fin volvieron los relevos, nos colocamos en las posiciones para salir corriendo y mi compañero cada vez iba mas lento... Asique cuando me pudo dar el relevo ya íbamos últimos. Aún así tenía muchas ganas de competir y corrí con todas mis fuerzas, en poco tiempo me puse en buena posición. Llegamos a una calle que estaba llena de gente, casi no se podía pasar por allí, y la gente iba caminando muy lenta, todo se debía a que la calle esta llena de pollitos, miles de pollitos corriendo en una dirección y toda la gente mirándoles, decían que era una carrera de pollos, y entre otras cosas había muchos negros y grises. Total, que me fuí por un bordillo que había a un lado de la calle y adelanté muchas posiciones (mientras tanto iba pensando en que pasaría si pegase un pisotón en medio de los pollitos jajajaja). Ahora el obstáculo era una rampa metálica, como lo anterior, llena de gente. Esquivando a la gente comencé a subir posiciones en la carrera, y mientras tanto escuchaba que un hombre desde abajo, me estaba diciendo ánimo! con un par de cojones!. Llegué a lo alto de la rampa y era un puente, un puente lleno de caballos con los hombres llevándolos de las riendas desde el suelo, eso si que era problema. Los corredores estaban casi todos allí parados, no sabían que hacer, yo, ni corto ni perezoso, me subí por las barandillas del puente y fui corriendo y esquivando caballos, solo había 3 corredores delante de mí. Llegué al final del puente y me encontré con que allí había un gallinero y un par de granjeros, les pregunté que por donde habían ido los otros corredores, y me dijeron que subieron "por arriba". Me alcanzó el último corredor que adelanté, y juntos nos pusimos a buscar la salida. dimos vueltas por la granja en la que estábamos, pero no parecía haber salida. Por fin mi nuevo compañero encontró una cuerda y me dijo que le siguiese. Salimos a un patio en el que había una alambrada y dijo que la cuerda nos ayudaría a salir por donde estaba la alambrada. Salimos de allí, no se como, y ahora ibamos los dos corriendo pero atados por nuestras muñecas.
Estábamos ahora en medio del pueblo, en un lugar muy alejado de donde teníamos que ir, entonces volvimos por otra ruta, yo decía que eso era trampa, pero el tío decía... -y quien se dará cuenta. También dijo: -y que digan que la basura no sirve para nada (refiriéndose a la cuerda). Ya estábamos muy cerca de la meta, pero aquí se cortó el sueño. Fin de sueño.

2 comentarios:

Sofía Berkana dijo...

Pobres pollitos ¬¬

Gabo dijo...

uh.. que mal, despues de tanto sacrificio que requiero toda la carrera, tu amigo te desviaba haciendo trampa, pero bueno, cosas que pansan.. Muy bueno el sueño, aunque no tanto como el del berilio :).
besos