domingo, 30 de agosto de 2009

Sueños 30/08/09 "¿Dónde está mi cazadora?"

Todo ha comenzado en un bosque. Estábamos Ali y yo paseando por allí, árboles muy altos, con bastante separación entre ellos y allí, entre los árboles, una preciosa casa. Era una casa muy grande, parecía ser de madera, paredes blancas y la base era cuadrada. Ali me comentaba que por aquella zona estaba talando muchos árboles, pero que había uno que seguro que no talaban, me llevó al sitio y me enseñó ese arbol. Era un árbol gigante, el tronco tenía unos 3 o 4 metros de diámetro, desprendía una energía potente y muy positiva, no era excesivamente alto y lo mas curioso es que tenía gran parte de las raices por fuera de la tierra, haciendo ángulos rectos con el suelo para después volver a entrar en éste. Advertimos de que venían unos leñadores a cortar unos árboles y nos fuimos de aquel sitio para que no encontrasen aquel maravilloso árbol.

Ahora estaba en la carretera cercana al bosque que mencioné antes. Allí estaba parado un amigo mío con su coche, él estaba muy muy triste. Le pregunté que era lo que le sucedía y me dijo que la colección de libros de Isaac Asimov que había obtenido recientemente la había tenido que dejar de leer, esto era debido a que introducía conceptos de física avanzada que mi amigo no entendía y estaba deprimido, decía que que iba a hacer con todos los libros ahora... Yo le propuse que me preguntase las dudas que tuviese, que seguro que muchas se las podría resolver, pero no recuerdo que pasó, pero vamos, recuerdo estar explicándole que eran las integrales y las emisiones electromagnéticas.

Por último estaba con mis amigos en un pub. El pub tenía dos partes bien definidas, una era una zona en la que ponían música para bailar, y otra zona, con un arbol justo en el centro de la sala , en la que ponían música metalera. El árbol este iba desde el suelo y atravesaba el techo, el cual no era muy alto, asique solamente se veía el tronco, el cual era muy grueso también. Había mucha gente allí apoyada hablando. Algo curioso de aquel pub era que en esa sala había una especie de manantial de barro o mierda muy espesa que iba canalizada por un lateral hacia la otra zona del pub, hasta que salía del local. Recuerdo ver gente intentando salir de allí pero el espesor no dejárselo hacer.
Hacía mucho calor y fui a dejar mi cazadora a una percha. No encontraba ningún sitio entonces fui al servicio. Cuando entré un hombre alto, algo delgado, y era el encargado de seguridad del pub. Comenzó a decirme que era un drogadicto, porque iba al servicio a pincharme, como todos. Yo le decía que no, pero no me creyó y comenzó a pegarme. Nos enzarzamos en una pelea y terminamos fuera del local, el volvió a entrar. Yo al final perdí mi cazadora, nos fuimos de allí.
Cerca del pub vimos que un amigo mío estaba allí trabajando, era un banco con el letrero naranja. Decía que trabajaría allí hasta que se fuese a Salamanca, después si yo quiesera podría coger el trabajo. Le dije que era un trabajo de lujo, podía recibir visitas, estudiar allí... hacer lo que quisiera porque no había nadie. Me dijo que no, eso no era cierto, porque le estaban grabando continuamente y es más, tenía que ir escribiendo a mano cada conversación que tuviese, y me enseñó donde estaba escribiendo la conversación actual.

Ahora era el día siguiente por la mañana. Iba con mi madre y con mi tia paseando. Llegamos al pub donde había estado la noche anterior, y por el día se reconvertía en un mesón. Entré con mi madre y pregunté que si podrían devolverme mi cazadora, pasamos a otra habitación y me la dieron, pero... no era la mía. A pesar de ello, cuando salí de allí tenía la mía puesta... cosas de los sueños.

Fin de sueño.

1 comentario:

Sofía Berkana dijo...

Te vienes a ver el árbol? No le encontraron :D

PD: la verificación de palabra que me ha salido ahora mola: ELECT ;)